Working...
Welcome to PrenatePERL.
Search Language:

In order to download non-watermarked animations and illustrations, please click here to request a PrenatePERL Login.

Que sucede en cada etapa del embarazo, tercer trimestre - Illustrated Article

Que sucede en cada etapa del embarazo, tercer trimestre

(Semana 27 hasta el final del embarazo)
¡Está en la recta final! Comience a pensar en el amamantamiento, aprenda a detectar las señales de trabajo de parto y conozca los pormenores de la cesárea.

Cambios en el cuerpo
Seguirán algunas de las molestias que tuvo en el segundo trimestre. Además, muchas mujeres tienen aún más dificultades para respirar y notan que tienen que ir al baño más seguido. Esto se debe a que el bebé está creciendo y está ejerciendo presión sobre sus órganos. No se preocupe. Su bebé está bien y estos problemas se reducirán una vez que haya dado a luz.

Estos dolores y molestias suelen aparecer por primera vez durante el tercer trimestre:

  • Ardor estomacal
  • Hinchazón de tobillos, dedos de las manos y cara. Si nota cualquier hinchazón repentina o extrema o si sube mucho de peso realmente rápido, llame a su médico inmediatamente. Esto podría ser una señal de preeclampsia o toxemia.
  • Hemorroides
  • Sensibilidad en los senos
  • Dificultades para dormir

A medida que se acerca la fecha de parto, el cuello del útero se vuelve más delgado y se reblandece (esto se llama borramiento). Esto es un proceso normal y natural que ayuda a que el canal de parto (vagina) se abra durante el proceso de parto. Su médico puede verificar el progreso con un examen vaginal.

Aumento de peso
Todas suben de peso a diferentes velocidades. En promedio, es normal aumentar aproximadamente una libra (medio kilo) por semana, o de tres a cuatro libras (1.36-1.8 Kg) por mes, durante el tercer trimestre. Al final de su embarazo, tendría que haber aumentado, en promedio, aproximadamente entre 25 y 30 libras (11.34 kg – 13.6 kg). Aproximadamente 7 ½ libras (3.4 Kg) de ese peso deberían corresponder al bebé.

Cambios en el cuerpo
Su bebé seguirá creciendo y moviéndose, pero ahora tiene menos espacio en el útero. Por este motivo, podría no sentir las patadas y movimientos tanto como en el segundo trimestre. Durante la etapa final del embarazo, el bebé seguirá creciendo. Incluso antes de que su bebé nazca, podrá abrir y cerrar los ojos y hasta podría chuparse el pulgar.

A medida que el cuerpo se preparara para el nacimiento, el bebé comenzará a moverse hacia la posición de parto. Podría notar que el bebé se “cae” o que se mueve más hacia abajo en el abdomen. Esto puede reducir la presión sobre los pulmones y la cavidad torácica, lo cual facilita la respiración.

Al momento del parto, el bebé promedio tiene una longitud entre 20 y 22 pulgadas (50.8 – 55.8 cm) y pesa 7 ½ libras (3.4 Kg). Pero los recién nacidos que pesan entre 5 libras, 11½ onzas (aproximadamente 2.5 Kg) y 8 libras y 5¾ onzas (aproximadamente 3.8 kg) son considerados sanos.

Dormir en el 3° trimestre
Su energía puede bajar a medida que entre en el noveno mes de gestación. Por eso, puede comenzar a volverse más lenta. Esto es normal. Es importante descansar lo suficiente ahora, a pesar de que pueda ser más difícil dormir a medida que engorda. Los movimientos del bebé, las corridas al baño y un aumento del metabolismo corporal podrían dificultar el sueño.

Pruebe con estos consejos para dormir en los últimos tres meses de embarazo:

  • Evite comer grandes comidas tres horas antes de irse a la cama
  • Haga actividad física leve, como caminar.
  • Evite siestas prolongadas durante el día
  • Hable con su pareja, amigos, médico o partera para aliviar el estrés

Consultas con el médico
Siga consultando a su médico o partera periódicamente. En el último trimestre del embarazo, las mujeres suelen consultar a su médico o partera con más frecuencia. Entre las semanas 30° y 38° de embarazo, la mayoría de los médicos y parteras recomiendan una consulta cada dos semanas. Después de 38 semanas, las mujeres suelen consultar a su médico o partera todas las semanas hasta el parto.

A medida que se acerca la fecha de parto, haga preguntas y manifieste abiertamente sus inquietudes sobre el trabajo de parto y el parto. Usted y su médico analizarán qué tipo de parto tendrá. Algunas mujeres deben hacerse una cesárea. Durante una cesárea, el médico hace un corte quirúrgico en el abdomen y útero para retirar al bebé.

Si tiene pensado tener un parto vaginal, no quirúrgico, debería hablar con su médico sobre los pros y los contras de los analgésicos. Algunas mujeres optan por tomar medicamentos analgésicos y otras prefieren parir naturalmente, sin medicamentos. Las clases de preparto les resultan muy útiles a varias mujeres, aunque ya hayan tenido un bebé. Las mujeres suelen llevar a su pareja o amigo o pariente a las clases de preparto, en particular si esta persona estará con usted durante el nacimiento del bebé.

Inducción al trabajo de parto
¿Sabía que sólo el cinco por ciento de los bebés nacen en la fecha de parto prevista? Entonces, seguir embarazada después de la fecha de parto prevista es normal y frecuente. Y no significa que haya algo mal. Pero, a veces, el médico está preocupado por la salud del bebé y/o la de la mamá. En estos casos, el médico recomienda inducir el trabajo de parto. El trabajo de parto inducido significa que su médico le dará inicio al trabajo de parto por medios artificiales. La mayoría de los médicos esperan una o dos semanas después de la fecha de parto de una mujer antes de considerar la inducción.

Algunos motivos por los cuales los médicos inducen un trabajo de parto son:

  • La madre tiene una enfermedad crónica, como hipertensión o diabetes, que amenaza la salud del bebé.
  • El bebé no está creciendo normalmente.
  • La mujer “rompe bolsa”, lo cual significa que las membranas que rodean al feto se rompen, pero las contracciones no comienzan en un plazo seguro de tiempo.

Muchos médicos inducen el trabajo de parto en el hospital para garantizar la salud de la madre y el bebé. Hay varias formas de empezar las contracciones. Los médicos pueden romper las membranas (romper la bolsa) que rodea al feto. También pueden insertar un supositorio que contenga una hormona en la vagina. A menudo, los médicos usan un medicamento llamado pitocina para inducir el trabajo de parto. La pitocina es una hormona que produce contracciones. Las mujeres en el hospital reciben pitocina a través de una vena en el brazo o mano.

Decidirse por amamantar o dar la mamadera
Si no ha pensado sobre si desea amamantar o darle la mamadera a su bebé, es momento de empezar a pensarlo. Debe aprender más sobre ambas opciones y tomar una decisión sobre qué planea hacer. El amamantamiento es mucho mejor que la leche preparada, para la salud del bebé y la suya propia.

Averigüe todos los datos sobre el amamantamiento. Hable con su médico o un pediatra sobre el amamantamiento. Luego, tome la decisión que sea mejor para usted. Visite un centro de amamantamiento para aprender más sobre los beneficios, para averiguar sobre cómo hacer que el amamantamiento sea mejor para usted y para recibir consejos sobre el amamantamiento mientras usted trabaja.

Cuándo hay que llamar al médico
Antes de la fecha de parto prevista, hable con su médico sobre cómo ubicarlo si entra en trabajo de parto. También, es útil familiarizarse con el hospital o maternidad, dónde debería estacionar y dónde debería registrarse, con suficiente antelación. Sepa que, a veces, puede pensar que está en trabajo de parto, pero en realidad no lo está (esto se llama falso trabajo de parto). Esto les sucede a muchas mujeres, por eso, no se sienta incómoda si va al hospital segura de que está en trabajo de parto y ¡enseguida la mandan a su casa! Siempre es mejor consultar a un médico lo antes posible una vez que haya empezado el trabajo de parto. Aquí tiene las señales de un verdadero trabajo de parto:

Señales de trabajo de parto

  • Contracciones a intervalos regulares y cada vez más cortos que también se vuelven más intensos.
  • Dolor lumbar que no desaparece. Podría sentir dolores premenstruales y cólicos.
  • Se le rompe el saco amniótico (puede manifestarse como un abundante chorro de agua o un goteo continuo) y tiene contracciones.
  • Tiene un flujo mucoso con sangre (amarronado o con vetas de sangre). Esto es el tapón mucoso que bloquea el cuello del útero. El trabajo de parto podría comenzar en cualquier momento o todavía faltan días.
  • El cuello del útero se está dilatando (abriendo) y volviendo más delgado y blando (también denominado borramiento). Durante un examen pélvico, el médico podrá decirle si están sucediendo estas cosas.

Fuente: Centro Nacional de Información para la Salud de la Mujer
Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Oficina sobre la Salud de la Mujer



Negacion medica/legal
 
Content Tools
 

    • Choose Language:
    Free Vitamin Samples
    No Pay Co Pay

    THESE STATEMENTS HAVE NOT BEEN EVALUATED BY THE FOOD AND DRUG ADMINISTRATION. THIS PRODUCT IS NOT INTENDED TO DIAGNOSE, TREAT, CURE, OR PREVENT ANY DISEASE.
    WARNING: Accidental overdose of iron-containing products is a leading cause of fatal poisoning in children under 6. Keep this product out of reach of children. In case of accidental overdose, call a doctor or poison control center immediately.
    WARNING: Ingestion of more than 3 grams of omega-3 fatty acids (such as DHA) per day has been shown to have potential antithrombotic effects, including an increased bleeding time and International Normalized Ratio (INR). Administration of omega-3 fatty acids should be avoided in patients taking anticoagulants and in those known to have an inherited or acquired predisposition to bleeding.
    Quatrefolic® is a registered trademark of Gnosis, SpA.
    Covered by one or more claims of U.S. Patent # 7,947,662 CAS# 1181972-37-1