Working...
Welcome to PrenatePERL.
Search Language:

Que sucede en cada etapa del embarazo, primer trimestre - Illustrated Article

(Semana 1 hasta el final de la semana 12) ¡Felicitaciones! Ya ha comenzado a recorrer el camino hacia la maternidad. Observe los cambios en su cuerpo y cómo crece el bebé durante los primeros tres meses.

Cambios en el cuerpo
Durante los primeros tres meses de embarazo o el primer trimestre, su cuerpo experimenta varios cambios. A medida que el cuerpo se adapta al bebé en crecimiento, podrá tener náuseas, fatiga, lumbagos, cambios de humor y estrés. Todas estas cosas son normales.

La mayoría de estas molestias desaparecerán cuando avance su embarazo. Y es probable que algunas mujeres ¡ni siquiera sientan alguna molestia! Si ya estuvo embarazada anteriormente, podría sentirse de otra manera esta vez. Así como cada mujer es diferente, cada embarazo también.

A medida que le cambia el cuerpo, podría necesitar hacer cambios a su rutina normal y cotidiana. Aquí tiene algunos de los cambios más comunes o síntomas que podría experimentar en el primer trimestre:

Cansancio
Muchas mujeres se sienten exhaustas en el primer trimestre. No se preocupe, ¡es normal! Esta es la manera que tiene su cuerpo de decirle que necesita más descanso. Después de todo, su cuerpo está trabajando arduamente para desarrollar toda una nueva vida.

Pruebe con estos consejos para aliviar el agotamiento:

  • Duerma por lo menos ocho horas todas las noches y una breve siesta durante el día cuando sea posible.
  • Cuando esté cansada, descanse o relájese.
  • Comience a dormir del lado izquierdo. Esto aliviará la presión sobre los principales vasos sanguíneos que transportan oxígeno y nutrientes al feto. Si tiene alta presión sanguínea durante el embarazo, es aún más importante recostarse sobre el lado izquierdo cuando esté en reposo.
  • Si se siente estresada, busque alguna forma de relajarse.

Náuseas y vómitos
Conocidos habitualmente como “malestar matutino”, las náuseas y vómitos son frecuentes al comienzo del embarazo. Para muchas mujeres, sin embargo, no se limita sólo a la mañana. A pesar de que puede parecer que dure para siempre, las náuseas y vómitos suelen desaparecer después del primer trimestre.

Siga estos consejos para ayudar a prevenir y aliviar las náuseas:

  • Coma alimentos pequeños con frecuencia (entre 6 y 8 comidas pequeñas por día) en vez de 3 grandes comidas. Evite comidas grasosas, fritas o picantes.
  • Trate de comer bocadillos a base de almidón, como tostadas, galletitas de agua, cheerios o cualquier otro cereal seco cuando sienta náuseas. Guarde algunos de estos alimentos cerca de la cama y coma algunos antes de levantarse de la cama a la mañana. Si siente náuseas a mitad de la noche, agarre alguno de estos alimentos a base de almidón. También es muy recomendable llevar consigo estos bocadillos en todo momento, en caso de náuseas.
  • Trate de tomar bebidas gaseosas como ginger ale o soda entre las comidas.
  • Pregúntele a su médico si debería cambiar las vitaminas prenatales, en caso de que parezca que empeoran las náuseas. A veces, también es útil tomar las vitaminas prenatales en un horario diferente (por ejemplo, a la noche en vez de a la mañana).
  • Pregúntele a su médico si debiera tomar vitamina B6 para las náuseas y vómitos que no mejoran después de haber hecho cambios en la dieta.

Si cree que está vomitando excesivamente, llame al médico. Las náuseas constantes y/o vómitos frecuentes pueden querer decir que tiene una afección llamada hiperémesis gravídica. Si pierde demasiados líquidos, podría deshidratarse. La deshidratación puede resultar peligrosa para usted y su bebé.

Micción frecuente
¿Tiene que ir al baño todo el tiempo? Al principio del embarazo, el útero en crecimiento ejerce presión sobre la vejiga. Esto produce micción frecuente.

Consulte a su médico de inmediato si nota dolor, ardor, pus o sangre en la orina. Podría tener infección del tracto urinario que requiera tratamiento. Aumento de peso

Durante el primer trimestre, es normal subir un poco de peso, aproximadamente una libra (medio kilo) por mes.

Cambios en el cuerpo
Al final de este trimestre, su bebé ya casi tiene tres pulgadas de largo (7 cm) de largo y pesa aproximadamente media onza (226 gramos). Los ojos se acercan a su posición y las orejan también están en posición. El hígado está fabricando bilis y los riñones segregan orina a la vejiga. A pesar de que todavía no puede sentir a su bebé moverse, si usted se aprieta el abdomen, el bebé responde a dicho movimiento.

Consultas con el médico
Durante los primeros meses de embarazo, las visitas periódicas a su médico (cuidados prenatales) son de especial importancia. Trabaje codo a codo con su médico para ocuparse de sus cuidados. No se saltee ninguna cita. ¡Todas son importantes!

Durante la primera consulta prenatal, es normal que su médico o enfermera hagan lo siguiente:

  • Preguntarle sus antecedentes de salud, inclusive enfermedades, operaciones o embarazos previos
  • Preguntarle sus antecedentes familiares de salud
  • Hacerle un examen físico completo
  • Hacerle un examen pélvico con una prueba de Papanicolau
  • Pedirle análisis de laboratorio
  • Controlarle la presión sanguínea, orina y peso
  • Calcular la fecha de parto prevista
  • Responder a sus preguntas

Por motivos genéticos o médicos especiales, es probable que tenga que hacerse otras pruebas de laboratorio, como análisis de sangre u orina, cultivos para ver si hay infecciones o ecografías en el primer trimestre. Su médico analizará dichos estudios durante su consulta.

Las pruebas recomendadas más comunes durante el primer trimestre incluyen: Estudio de translucencia nucal (NTS, por sus siglas en inglés)

Este nuevo tipo de prueba de detección se puede hacer entre las 11 y 14 semanas de embarazo. Usa una ecografía y análisis de sangre para calcular el riesgo de algunos defectos de nacimiento. Los médicos usan la ecografía para controlar si hay rigidez en la nuca del feto. También verifican en la sangre los niveles de una proteína llamada proteína plasmática asociada con el embarazo y una hormona llamada gonadotropina coriónica humana (hCG). Los médicos usan esta información para determinar si el feto tiene posibilidades normales o por sobre lo normal de tener defectos de nacimiento.

En un importante estudio reciente, la prueba NTS descubrió un 87% del total de casos de síndrome de Down en 11 semanas de embarazo. Cuando la NTS estuvo acompañada, posteriormente, por un análisis de sangre en el segundo trimestre (prueba de detección mediante marcador sérico materno), fueron identificados el 95% de los fetos con síndrome de Down.

Al igual que todos los estudios de detección, los resultados resultan confusos a veces. En un 5% de las mujeres que se hicieron el estudio NTS, los resultados mostraron que los bebés tenían un alto riesgo de sufrir un defecto de nacimiento cuando, en realidad, eran bebés sanos. A esto se lo denomina falso positivo. Para averiguar con certeza si el feto tiene un defecto de nacimiento, después de la NTS, debe realizarse una prueba de diagnóstico tal como el muestreo de vellosidades coriónicas o amniocentesis.

La NTS todavía no se usa mucho. Si está interesada en la NTS, hable con su médico. Si no puede hacerle la prueba, puede derivarla a alguien que sí. También debe llamar a su compañía de seguros para averiguar si cubre el costo de este procedimiento. La NTS les permite a las mujeres averiguar a tiempo si tienen posibles problemas de salud con el feto. Esto puede ayudarlas a decidir si deben hacerse pruebas de seguimiento.

Muestreo de vellosidades coriónicas (CVS)
La prueba CVS se hace entre las 10 y 12 semanas de embarazo. En una CVS, el médico inserta una aguja en el abdomen o inserta una sonda a través del cuello del útero para llegar a la placenta. Después, el médico toma una muestra de las células de la placenta. Los expertos usan esta muestra para detectar problemas con los cromosomas del bebé. Esta prueba no puede averiguar si el bebé tiene defectos del tubo neural abierto. Aproximadamente 1 de cada 200 mujeres tiene un aborto espontáneo como consecuencia de esta prueba.

Fuente: Centro Nacional de Información para la Salud de la Mujer
Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.
Oficina sobre la Salud de la Mujer



Negacion medica/legal
 
Content Tools
 

    • Choose Language:

    THESE STATEMENTS HAVE NOT BEEN EVALUATED BY THE FOOD AND DRUG ADMINISTRATION. THIS PRODUCT IS NOT INTENDED TO DIAGNOSE, TREAT, CURE, OR PREVENT ANY DISEASE.
    WARNING: Accidental overdose of iron-containing products is a leading cause of fatal poisoning in children under 6. Keep this product out of reach of children. In case of accidental overdose, call a doctor or poison control center immediately.
    WARNING: Ingestion of more than 3 grams of omega-3 fatty acids (such as DHA) per day has been shown to have potential antithrombotic effects, including an increased bleeding time and International Normalized Ratio (INR). Administration of omega-3 fatty acids should be avoided in patients taking anticoagulants and in those known to have an inherited or acquired predisposition to bleeding.
    Quatrefolic® is a registered trademark of Gnosis, SpA.
    Covered by one or more claims of U.S. Patent # 7,947,662 CAS# 1181972-37-1